Un viaje al Carnaval de Río: fiesta, colorido y alegría en las calles

El viaje al Carnaval de Río de Janeiro nunca falla. Una vez más deslumbró a aquellos privilegiados que llegaron a Brasil para ser parte de la fiesta que se extendió del 1 al 6 de marzo. El Carnaval de Río tuvo su primer desfile en 1840, cuando la samba todavía brillaba por su ausencia. Recién en 1917 apareció este ritmo frenético y llegó para hacer vibrar a propios y extraños.

A lo largo de 179 años cambiaron las temáticas, la situación del país y hasta la calidad de vida, pero el Carnaval de Río siempre se mantuvo como un atisbo de esperanza. El desfile de las escuelas de samba trae consigo purpurina, plumas y trajes vistosos, aunque detrás esconde la crítica hacia el poder dominante. Es por ello que el carnaval es una de las actividades en Río de Janeiro que mayor expectativa generan.

Carnaval de Río de Janeiro

Organización del Carnaval

Durante las jornadas puedes observar las pasadas de las 12 scolas do Samba más importantes de Brasil. Este grupo especial, desfila en los días centrales -domingo y lunes- y luego 6 escuelas desfilan cada noche. Las temáticas varían según scolas y suelen referirse a corrientes revolucionarias, hitos o personajes de Brasil. Detrás de las increíbles carrozas y los trajes impecables se esconden más de 3000 personas que dan el máximo para transformarse en los dueños de tu viaje al Carnaval de Río.

El Sambódromo

Denominado Marquês de Sapucaí, el Sambódromo es el escenario al aire libre para que deslumbren las scolas do Samba y todo su repertorio con las carrozas como máximo exponente. Oscar Nimeyer fue el autor de esta obra perfecta que se distribuye en varios sectores con tribunas y un camino que lleva hacia la plaza. Allí está el final del recorrido que da paso al Monumento M. A lo largo de 13 sectores, el Sambódromo aloja 75 mil almas expectantes que gozan del show.

Composición de las Scolas do Samba

El Carnavalesco es el que dirige la comparsa, gestiona los diseños y materiales de las temáticas escogidas. Las alas son casi 200 personas que rodean a la carroza y la acompañan disfrazados. La Comisión de Frente realiza una exigente coreografía y antecede el paso de la carroza.
La abanderada y la escolta también resultan claves ya que llevan la bandera oficial de la Scola, mientras que los comisarios se encargan de rodear la carroza evitando demoras que pueden transformarse en penalizaciones.
El grupo de batería es el alma de la scola producto de la vitalidad y alegría que le aporta al desfile gracias al sonido constante y rítmico incesante.

De esta manera, el Carnaval de Río atrae curiosos de todas partes del mundo, y todo uruguayo debe vivir esta experiencia, al menos una vez en la vida. Río de Janeiro es mucho más que playas y verano. Y el viaje al Carnaval de Río es una muestra clara de esto.

Carroza en carnaval de Río

 

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *